Reserva tu casa rural

Frontera natural durante siglos gracias a Despeñaperros, si tuviéramos que definir la rica tierra de Jaén en dos palabras estas bien podrían ser profunda y reposada.

Desconocida para muchos y amada por todos los que la conocen, la provincia de Jaén esconde tantos tesoros naturales como arquitectónicos en sus parques naturales y en sus deliciosas poblaciones, rincones inolvidables donde han dejado su impronta de forma singularísima íberos, romanos, visigodos o nazarís, destacando entre tanta joya el arte religioso y el civil de sus castillos y templos de estilo gótico, renacentista y barroco. 

Si todavía no has podido hacer una escapada a Jaén, hoy te ofrecemos la descripción de 10 de sus pueblos más bonitos para que puedas hacerte una idea de un poquito de todo lo que allí te espera, ¡buen viaje!

1. Quesada

Quesada, Jaén

Quesada, Jaén – Fotografía por Pedro I

Empezamos por Quesada, en el corazón del Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas, donde nace nada menos que el Guadalquivir. El entorno es tan diverso que en pocos minutos pasaremos de la frondosa sierra a la dehesa y cómo no a los campos de olivar. Si esto te parece poco, en Quesada encontrarás también arte, historia y tradición en su arquitectura y sus costumbres pero asimismo en una agenda cultural que mejora cada temporada.
 

2. Hornos

Castillo de Hornos de Segura

Castillo de Hornos de Segura – Fotografía por Trevor Huxman

No dejamos este entorno natural para acercarnos ahora a un lugar tan pequeño como encantador: Hornos, que domina el valle del Guadalquivir desde el altozano donde se fundó su caserío, al abrigo del castillo amurallado que le otorga gran personalidad. El entorno de Hornos cuenta con tal número de ríos, torrentes, variedad botánica y riqueza cinegética que hacen de esta localidad uno de los puntos más populares a la hora de decidir qué visitar en Andalucía.
 

3. Alcalá la Real

Fortaleza de la Mota, Alcalá la Real - Fotografía por Carlos Solana

Fortaleza de la Mota, Alcalá la Real – Fotografía por Carlos Solana

Poco hay ya que decir de este rincón que tanto amó el mismísimo Arcipreste de Hita y es que no pocas veces hemos nombrado en nuestro blog esta joya arquitectónica que define la afamada Fortaleza de la Mota, uno de los mejores lugares desde los que admirar las vistas sobre la tierra olivarera de Jaén.
 

4. Cazorla

Esta bella localidad del este de Jaén está ubicada en el valle del Cerezuelo en la falda del espacio protegido más importante de la península, las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas. La orografía que rodea al municipio de Cazorla es impresionante, pudiéndose disfrutar de montañas, tajos y valles que orada el agua en cada esquina y donde reina el pino en diferentes especies y por supuesto el olivar (te recomendamos la Peña de los Halcones para disfrutar del espectáculo al atardecer). En cuanto a la arquitectura de Cazorla, cabe destacar el Castillo de la Yedra y los muchos palacetes que flanquean sus estrechísimas calles.
 

5. Úbeda

Úbeda, Jaén

Palacio del Deán Ortega / Parador de Úbeda – Fotografía por Dena Flows

“Irse por los Cerros de Úbeda”… Comprensible el dicho cuando uno ha visitado este auténtico museo al aire libre que es la imponente y renacentista ciudad de Úbeda, donde el increíble número de puntos turísticos hace imposible seleccionar aunque sea algunos… Desde la Plaza dirígete a los Reales Alcázares para, a partir de ahí, pasear entre palacetes y perderte, literalmente, entre monumentos.
 

6. Baeza

Plaza del Pópulo, Baeza, Jaén

Plaza del Pópulo – Fotografía por santiago lopez-pastor

De obligada visita, Baeza se sitúa en el corazón de la provincia, acariciada por huertos y campos infinitos de cereales y olivar. La cercanía del Guadalquivir hizo de ella tierra fértil y de gran importancia ecológicamente hablando. Como también te ocurrirá en tu visita a la vecina Úbeda, Baeza tiene mucho del esplendor renacentista castellano, presente en cada rincón y especialmente en sus plazas, fuentes y torres porticadas.
 

7. La Iruela

Puerta al Parque natural de Cazorla, Segura y Las Villas, hemos seleccionado La Iruela en esta lista de diez pueblos de Jaén que hay que visitar entre otros motivos por lo sorprendente que resulta descubrir cómo de sus espesos bosques se obtuvieron toneladas de madera que utilizaría la Armada Invencible en tiempos del rey Felipe II y que bajaron río abajo por el señorial Guadalquivir. Además, en La Iruela podrás revivir la época templaria a través de su castillo, literalmente suspendido sobre la loma.
 

8. Baños de la Encina

Baños de la Encina

Baños de la Encina – Fotografía por SbasAyllón

A la entrada de la Sierra Morena y famosa por las posibilidades que ofrece en cuanto a caza mayor, a Baños de la Encina se viene a conocer de cerca al toro bravo pero también a disfrutar con la práctica de deportes acuáticos en el embalse del Rumblar. Además, en Baños vas a conocer la más antigua de todas las fortalezas europeas, el castillo de Burgalimar.
 

9. Pozo Alcón

Panorámica del Pantano de la Bolera

Panorámica del Pantano de la Bolera – Fotografía por Manuel Garcia Garcia

Al pie de la Sierra de Pozo Alcón se encuentra este municipio que linda con Granada a la altura del Parque Natural de la Sierra de Castril. Sus fértiles llanuras cuajadas de viña, almendro y olivar compiten en belleza con el espectáculo que ofrece el entorno del cercano Embalse de la Bolera.
 

10. Martos

Panorámica de Martos

Panorámica de Martos – Fotografía por Kordas

Hemos dejado para el final a la emblemática localidad de Martos, conocida en el mundo por ser el lugar con más olivos por metro cuadrado que hay en el planeta. Pero estas impresionantes plantaciones no es lo único que atrae a los turistas a este punto de Jaén ya que en Martos, tierra de leyenda, un bellísimo casco histórico al pie de la Peña que lleva su nombre pone el contrapunto perfecto a las modernísimas fábricas del polígono industrial de Cañada de la Fuente.

También te puede interesar