Reserva tu casa rural
La Feria de Málaga, una fiesta única en la Costa del Sol
Califica este artículo!

En el mes de agosto se celebra La Feria de Málaga, una de las ferias más populares de toda Andalucía y la más importante de La Costa del Sol. Aunque las fechas pueden variar un poco según el año, lo habitual es que esta feria tenga lugar a mitad de mes, de sábado a sábado. Durante una semana, la capital malagueña se llena de lunares y farolillos, sus calles se convierten en un hervidero de gente y la ciudad parece no dormir.

El pistoletazo de salida lo da el Pregón de la Feria, que tiene lugar en la playa de La Malagueta.Consiste en un discurso que da algún personaje relevante malagueño ante una multitud de gente. Tras el pregón, en la media noche del viernes, un sorprendente espectáculo de fuegos artificiales acompañados de música da paso al comienzo de las fiestas.

 Si por algo se distingue la Feria de Málaga es porque la fiesta invade gran parte de la ciudad. La actividad lúdica no se concentra solo en un lugar, sino que traspasa el recinto ferial (situado en el Cortijo de Torres) y se desborda hacia el centro histórico de Málaga. Es por esto que se dice que la ciudad tiene dos ferias: una de día y otra de noche.

La “Feria de Día”es la que encontramos por las calles del centro, que son decoradas con farolillos y flores, y en las que se organizan actividades, flamenco, pasacalles, etc. Por su parte, la llamada “Feria de Noche”se desarrolla en el recinto ferial de una manera algo más organizada. Allí se montan más de doscientas casetas en la que la comida, la bebida  y la música son las protagonistas. También se incluye en esta zona las atracciones mecánicas y tómbolas que hacen las delicias de los más jóvenes.

 La feria de Málaga tiene su origen en la toma de la ciudad por parte de los Reyes Católicos, concretamente el 19 de agosto de 1487. Fueron ellos los que devolvieron la imagen de la Virgen la Victoria a los malagueños y con ella procesiones y festejos anuales que han evolucionado a lo largo de los años hasta convertirse en la feria que conocemos hoy.

 Estas raíces históricas de La Feria de Málaga hacen que durante estos días, se den dos eventos que conviven con la fiesta, y a los que vale la pena asistir: El Desfile Histórico y La Romería de Santa María de la Victoria.La romería se celebra el primer sábado de la feria y consiste en una procesión desde el Ayuntamiento hasta el Santuario de Nuestra Señora de la Victoria. Por otro lado, El Desfile Histórico es el domingo justo después de la feria y en él se recrea la entrada de los Reyes Católicos a la ciudad.

Si dudas, La Feria de Málaga aúna tradición y diversión. Es un momento único para pasar unos días maravillosos en uno de los lugares más atractivos de la Costa del Sol, conociendo la cultura andaluza y disfrutando de lo bueno de esta tierra. No puede pasar un año más sin que la conozcas. ¡Comienza ya a hacer las maletas!