Reserva tu casa rural

8 Destinos Otoñales de Excepción – Parte I

“La ciudad entera y sus alrededores son un decorado romántico. (…) Bellos paseos, buen vino, excelente comida, nada que hacer…”,

Así describiría el escritor americano Ernest Hemingway a la encantadora ciudad de Ronda y a la Serranía que la arropa, y muchos harían eco de este sentimiento: en Ronda las actividades más simples tienen un encanto especial y el no hacer nada, el disfrutar de una buena comida, un buen vino y una buena charla adquiere una riqueza incomparable.

Enamoró a Hemingway y te enamorará a ti.

Situada al oeste de la provincia de Málaga, la Serranía de Ronda ofrece un paisaje natural de sierras frondosas entrazadas con valles salpicados por los pintorescos pueblos blancos que la han hecho mundialmente famosa.

Serrania de ronda

Fuente: JC Darcy

Una zona ideal para hacer rutas en bicicleta, senderismo y montañismo, la Serranía de Ronda ofrece un contraste inolvidable entre el nítido color blanco de los pueblos que se aferran a las laderas de las montañas, el verde de las imponentes cordilleras, y los sutiles matices de los olivos, los naranjos y los limoneros que se encuentran por toda la zona.

La propia ciudad de Ronda se alza de manera espectacular sobre el río Tajo, y goza de unas magníficas vistas a la Serranía y al Parque Natural de la Sierra de las Nieves. Aquí, como en cualquiera de los pueblos de la zona, se percibe la influencia de la herencia cultural árabe, que ha impregnado el estilo de sus edificios, la gastronomía, las prácticas agrícolas, y tantas otras tradiciones de la Serranía.

Se suma, además la tradición romántica forjada en estas montañas durante el siglo XIX con el bandolerismo y la tauromaquia, potentes símbolos de un legado que ha dejado una impresión permanente en la mente de tantos visitantes.

Aparte de Ronda, se pueden visitar en la Serranía muchísimos otros pueblos con un encanto similar: Gaucín, Genalquacíl, Alpandeire, Cartajima, Pujerra, Igualeja, Parautas, Cuevas del Becerro, Jimera de Líbar, Jubrique y Benarrabá.

¿La mejor época del año para visitar la Serranía de Ronda?

Cualquier momento es un buen momento para disfrutar de su belleza natural, de su fauna autóctona, y de los mejores ejemplos de su incomparable gastronomía como las migas con chorizo, el gazpacho a la serrana o la caldereta de cordero, pero sin lugar a duda, el otoño tiene un toque especial que realza aún más la belleza del paisaje serrano.

A poca distancia de algunas de las ciudades de mayor interés turístico de la zona como Sevilla, Granada y Cádiz, y de las playas de la Costa del Sol, la Serranía de Ronda ofrece una experiencia cultural, gastronómica y natural inigualable para todos los gustos.

También te puede interesar