Cómo pedir un café en Málaga y no morir en el intento
5 de 6 votos

¿Eres amante de los cafés históricos y al visitar una ciudad acabas siempre haciendo un alto en el camino degustando una buena taza del mejor café? Si es así y estás planeando visitar Málaga no dejes de pasarte por el emblemático Café Central, cuyo método para pedir café en Málaga se ha ido extendiendo más allá de las fronteras de la capital para abarcar prácticamente toda la provincia.

En efecto, pedir un café pasa para el que no es local por dominar todo un sistema matemático de proporciones que puede confundir al más experto. No te desanimes porque aquí te vamos a explicar cómo pedir un café en Málaga y no morir en el intento. Estas son las denominaciones que debes tener claras para encontrar la proporción de leche y café que más se ajuste a tus gustos y necesidades. Hay dos grandes ventajas, la primera es que, en realidad, no es tan difícil y la segunda que la materia prima es de tanta calidad que a pesar de que no aciertes tendrás siempre entre tus manos el café perfecto.

Aprender a pedir un café en Málaga, el reto más aromático

Ya estamos en una buena cafetería en Málaga y es ahora cuando debemos respirar hondo y disfrutar viendo cómo piden los malagueños el café: un semi corto, un sombra, una nube… Aquí te dejamos la lista que explica cómo sirven el café en Málaga atendiendo a las proporciones de café y de leche con que se elaboran. Si ya has visto el famosísimo cartel con el dibujo de los diez típicos cafés que más piden los clientes lee con atención nuestras explicaciones:

Tipos de Café en Málaga

Tipos de Café en Málaga – Fotografía por Café Central

Café Solo. Es el café completo de toda la vida, preparado con un 100% de café sin nada de leche.

Café Largo. Este segundo tipo incluye un 90% de café y tan solo un 10% de leche, lo que equivale al clásico café manchado (de leche, claro).

Café Semi Largo. Preparado con un 80% de café, junto con el Café Semi Corto forman una pareja que si bien no es de las más demandadas, sí son auténticamente malagueñas y siempre resultan exquisitas.

Café Solo Corto. Este tipo de café no llega a ser mitad y mitad pues la proporción de café en él es de un 60%.
Café Mitad. Este sí es el auténtico 50% & 50% de café y de leche.

Café Entre Corto. Reduciéndose paulatinamente las proporciones de café en el preparado, el Entre Corto malagueño se elabora con un 40% de café y con hasta un 60% leche. Se trata del Semi Corto de que hablábamos antes y ese es asimismo su otra denominación más extendida.

Café Corto. Si te gusta el café más bien clarito pero que no sepa en exceso a leche el Café Corto debe ser tu elección puesto que incluye un 30% café y un 70% de leche.

Café Sombra. Tan icónico como el que viene a continuación, pedir un Sombra en Málaga es elegir una bebida que contiene tan solo 20% de café y una buena proporción de leche (80%).

Café Nube. Con algo menos de cantidad de café del que se incluye en el Sombra, la Nube en Málaga se prepara con un 90% de leche y tan solo un 10% de café, es decir un vaso de leche manchada de café…

Café No Me Lo Ponga. Este es sin duda el más divertido porque, como bien indica su nombre, incluye un 0% ¡‘de ná’!

Ya conoces todas las posibilidades que existen de pedir un café en Málaga, esperamos que no te hayas perdido en el camino y tomes nuestro pequeño diccionario de cafés malagueños como guía a la hora de visitar la provincia. Si quieres saber más de cómo empezó este hito sociocultural hace ya más de sesenta años cuando desperdiciar café era una auténtica herejía dadas las tristes estrecheces de los tiempos de postguerra, puedes visitar la página del Café Central y descubrir todas las claves de un negocio familiar que supo apostar por un producto y un equilibrio en sus proporciones tan perfecto que todavía hoy se siguen utilizando.

También te puede interesar